3
Suelo sismo resistente

Tipos de suelo y estimación de intensidades en Lima Metropolitana

 

Las condiciones naturales de Lima como las características del suelo, su geología y topografía son muy importantes para determinar qué tan intenso puede llegar a ser un futuro sismo. Además, existe un efecto conocido como microzona que localiza los movimientos telúricos, es decir, hace que la intensidad de los sismos sea diferente entre zonas cercanas.

 

Zona céntrica de Lima

 

En Lima, en la zona central del valle del Rímac, este río depositó piedras redondas, arena gruesa y pequeños porcentajes de arena fina y limo durante siglos, todo cementado con carbonato de calcio a partir de unos 30 a 40 m por debajo de la superficie. Esto conformó un firme conglomerado que tiene unos 300 metros de espesor en su parte más profunda, Constituyendo un suelo favorable para construir. Por este motivo, se considera esta parte de la ciudad como la más sísmicamente segura.

 

Chorrillos

 

Ubicada en el sur, esta zona es considerada peligrosa debido a que el suelo es fino de arcilla y limo, ya que esta zona se encuentra en el borde del valle y el material se depositó lentamente, creando partículas más finas y arcillosas en el suelo. Por esta razón las acciones de los sismos son más peligrosas.

 

El Callao

 

El suelo de esta antigua zona es sumamente desfavorable, por lo que está considerada en rojo. Es fino, saturado de agua y con materia orgánica, por estar cerca de la zona de desembocadura del río. Debido a esto, los sismos se sienten más intenso que en la zona céntrica de Lima, que tiene una base más fuerte y compacta.

 

La Molina

 

Considerada en rojo, La Molina está rodeada de cerros rocosos que agudizan el rebote de las ondas sísmicas, teniendo además un suelo predominantemente arenoso y poco compacto. La roca se encuentra recién a unos cien metros de profundidad en la zona central, por lo que durante los sismos de 1940, 1966 y 1974, mientras la intensidad en el centro de Lima fue solamente de VI o VII MM (Entre fuerte y muy fuerte) en algunos de los sectores de la Molina llegó a IX MM (Muy destructivo).

 

Expansiones peligrosas

 

A pesar de los peligros, en Lima se siguen poblando sectores de alto riesgo sísmico, como algunas áreas de los Pantanos de Villa y muchos antiguos rellenos sanitarios. Igualmente, se está poblando el cerro Corvina con rapidez, la cual es una zona con gran cantidad de arena eólica asentada sobre pendientes. En los cerros arenosos y empinados de Lima Metropolitana ocurrieron deslizamientos que destruyeron viviendas en agosto de 2008 y enero de 2009, todo esto debido a las intensas lluvias.

 

En dichos lugares ocupados por invasiones, efectuar servicios de agua y desagüe tiene un costo entre 3 y 6 veces más elevado que en una urbanización planificada, siendo pagadas con el dinero de los impuestos y arriesgando su salud y su vida. Asimismo es lamentable que por ignorancia o interés político, algunas autoridades alienten este tipo de situaciones entre los pobladores.

 

En el siglo XXI tenemos el enorme desafío de reforzar estas viviendas precarias y construir nuevas en lugares adecuados con técnicas resistentes a sismos.